viernes, 31 de enero de 2014




CAMINAR POR TU CUERPO


caminar por tu cuerpo, casi perdido,
aventura absoluta, primacía de la dicha
y los sentidos...
navegar por tus ojos mirando al mar,
pasear por tu risa casi a hurtadillas
para verte de lejos dentro de tí.
Asomarme a tus labios sin armadura,
sin prejuicios ni miedos por si me pierdo
entre ráfagas dulces de  amor profundo.
Si tú estás ya me sobran todos los mundos,
si te tengo bendigo mil soledades,
un minuto a tu lado es casi eterno,
yo no quiero más vida cuando te siento.
Añorarte al tenerte, dulce castigo,
se me rompe la pena si estoy contigo.

Paco José González


jueves, 30 de enero de 2014

 

 
Perdón

Si amar no puedes en agonía fatal
por  el dolor  de heridas que atenazan
como crueles esposas- ¡oh, frio metal !-,
 que fieras incapacitan y amenazan,
¡llora!,
llora en soledad de muerto en vida,
ausente de la risa y los abrazos,
huérfano del bien, que el tiempo olvida,
lacerado  por las penas y sus lazos.
 
Si pides tú perdón casi temblando,
perdona púes y sigue caminando.

Paco José González








             Vencido, entrego mis armas.

                     (para amar)




Si bien empecinado,
también humano soy.
Humanidad contradictoria
y envolvente como estrellas
muertas y brillantes.

Reniego y me acribillo
en soledad lacerante,
univocamente cruel,
luz que agoniza , ya digo,
mas aferrada a los cristales,
que la invitan y acrecientan.
soberbia..mal endémico
y profundo, tan de mí.

Mas amo tu sonrisa
y tu inmenso manatial
de caricias pertinentes.
si, entregar debo mis armas
y entregarme debo a tí,
vencido por la fuerza
del amor esperanzado.












"las voces de la noche"

A mi Padre

Me pesan las piernas,
no me dejan pensar.
Me duele el cerebro
no puedo andar.

Dicen las voces de la noche
que no existe el dolor cerebral,
pero las voces de la noche
son mudas como mi voz,
como la lluvia ,que cae
fuera del mundo,
como el dolor de los zapatos,
como el dolor de mi padre,
que asusta al dolor
de tanto soportar.

Dicen las voces de la noche,
en perfecto silencio,
que la vida es incolora,
inolora e insipida.....
y yo he bebido mucha agua
y he navegado intrèpido
por mares olvidados
de cemento y cal.

Y ahora miro...
serà porque es de noche,
y veo la grieta inmensa
por donde huye el amor,
pero el amor es una enfermedad
terminal.

Y pienso en la esperanza,
pero la esperanza emigrò
más allà,al otro hemisferio
cerebral.



miércoles, 29 de enero de 2014


                          vieja Tristeza


vieja tristeza y no dolor,
a veces,
que vuelves ignorante
todo cuanto cubres,
como una tarde oscura,
como el primer temor.
Invernales olas en playas desiertas.
Vieja soledad ineludible
como las húmedas aceras,
como el silencio eterno,
al comenzar noviembre,
como barcos muertos,
como trenes idos,
como sueños rotos.
Vieja tristeza químicamente infecta,
acaso, como todo,
que nada es ,
“al este del Edén”...
quiméricamente humano.

Paco José González



 

 

 

 

 

 

Amor primero

 


Nací en la mansedumbre de un pueblo en primavera,
 crecí y navegué por mares y marismas,
 amé mi tierra firme, mi mundo , mi pradera,
los campos con almendros, la brisa ribereña,
los besos de mi madre, las cartas de mi padre,
alimentando ausencia, las riñas con mi prima,
la música en la radio, las voces de mi abuelo
mandándome a la escuela, la voz de Doña Charo
 me precintó la boca, ella fue  la primera.
Amo lo que hube amado y en mi brota la esencia
de aquellos mis amores,la nota en mi cuaderno,
mi amor : !la triste niña!, buscándola en el patio,
sintiendo su distancia, sintiendo su belleza.

Paco José González




martes, 28 de enero de 2014

Cobrade y cierto



                                                   Quién es fiel a su naturaleza, ninguna culpa tiene,
                                                    Es un grito contra mí, a nadie odio, y te deseo lo mejor de la
            vida en sus terribles lances .  

Cobarde me dijiste y la verdad iluminó la oscuridad
de una bastarda habitación, era tu verdad, era la verdad.
No pude decir nada , mi cuerpo y mi sonrisa murieron hace tiempo,
 murieron al decir que  sí a tus quimeras podridas por la injuria en que nacieron.

Cobarde por mil vidas , cobarde y desdichado,
por no esperar, ni respetar mis sentimientos, por no reconocer
y querer sustituir una inversión por un amor, por querer un futuro
complaciente y cariñoso y no luchar por los besos que anhelaba
en lo profundo de mi ser desvencijado.
 enterraba así  en ese momento tanto tiempo malgastado
al albur de un horizonte indeseable, más bien cárcel de oro .

Cobarde, soy cobarde por desidia y por tristeza.
Cobarde en el final, empero, la verdad me ha hecho valiente,
incluso temerario, a sabiendas que la lucha terminó,
será ,tal vez, la marea del vivir quien acaso me devuelva
el verde que más quise y por cobarde, si, ante los miedos, perdí
 y me perdí como un niño en una noche, atado por las manos.


domingo, 26 de enero de 2014




                                                                     Bala de plomo falso













Acabaste  por decirme la evidencia contenida,
cristal turbio, empañado en una acera,
residuos de ilusiones ya perdidas
como vómitos de ti, tan necesarios.
Puñales en la liga te vi aquella mañana,
pensé que no serian mi cuerpo su objetivo,
y no me equivoqué, mi muerte fué por bala,
 calibre:  dos años y medio amortajados.

Me diste que pensar mientras me disparabas,
ya se que te grité, pero la voz no para
el plomo de las balas. Las mentes asesinas
saben llorar tan bién,despliegan tanto encanto.