miércoles, 31 de diciembre de 2014

AMAR LA VIDA









Amar la vida es navegar por las profusas aguas
de la tristeza cotidiana, que atenaza, y, asi,
innegablemente, aferrarse fiero al último halo 
de esperanza o sueño que aún persista intacto
en ese alma acuchillada por el tiempo inexorable.

Amar la vida es sonreir como premisa vital
cada mañana, cada tarde cada noche, y ver
más allá de las heridas, mirar dentro de cada
ser, que se cruce en el camino, su belleza y
no la maldad que abergue en sus adentros,
pues todos fuimos constructores
 del cielo y del Averno.

Paco José González




SONETO DE FATIMA







A Juan Ramón Jiménez.
Soneto de Fátima González Vázquez
(de once años...mi hija)


Moguer de un cielo azul ,¡que recuerdo
guardo yo de la dorada juventud! ,
en un verde prado de gran magnitud
surcan ilusiones : ¡El amor soñado ! .

La lluvia se desliza en desacuerdo
por el marrón tronco de altitud ,
el sol lo adormece con tierna actitud
atrás un desierto, al izquierdo lado .

Casas blanqueadas de cal y color ,
días de Sol , atardecer dorado ,
un amado sabor y un gran olor .

Verde pinar , abril , campo tostado ,
mar azul lleno de luz y calor,
árbol viejo veo , amigo añorado.


        DESTELLOS DE LA LUNA EN MI.






Feroz Luna que activas en el "homo"
las ansias de otros cuerpos,
inyectas vida azul en corazones pétreos,
despiertas al sueño del olvido,
donde yace inerte,
desafías a la muerte, Luna,
tan mía como el amor,
como la ira, como el mar
de lagrimas que surte a mis adentros.

Luna, rescátame de este mundo vacio,
llévame a tu lado más oscuro´
y allí cubriré con versos alegres
las dunas mágicas de tu suelo infantil
como aquellas noches eternas
en los campos amados de mi crianza,
como los ojos de mi padre que feliz
me enseñaba el misterio de ti
y de todas las estrellas.

Paco José González

martes, 30 de diciembre de 2014




PACO JOSE GONZALEZ


YO ME UNIRE EN LA LUZ

Vendré a la luz un dia, no lejos
de este ahora iré a donde estoy,
mitad en cada tiempo,
el frio me separa, 
saludo si me veo.

El otro llora tibio,
yo me mantego ileso;
me puede la costumbre
de los relojes muertos..

El tiene mi carnet,
yo guardo los recuerdos,
las penas...compartidas,
la dicha...allí en el nicho
de un blanco cementerio.

lunes, 29 de diciembre de 2014

HABITAS, SIN VIVIR, AQUÍ EN MIS SUEÑOS.





Al paire de los vientos asesinos,
 se mece mi bajel de vida inútil,
sucumbo ante el envite de las olas.
Se asoman corazones al cristal
de una ventana imaginaria.

Mi amor, ¿no te habías ido?,
 cerré mi corazón hace ya años.
¿Por qué me habitas triste,
 aquí, en mis sueños ?.

Perdí la voluntad de amar despierto,
tiré todo el amor ante tu falta.
Me sobran los "te quieros " de cartón,
cultivo los poemas  en huertos de añoranza.
Me entrego embravecido a  cuerpos, tan ajenos
como inútiles folletos , que anuncian la"rebajas".

No quiero, yermo, en tu regazo,
alimentar de nuevo tu mirada.
Pasaron mil lluvias y mil soles
y nuestras pieles perdieron el ardor
de mocedades ya olvidadas.
Me consta que en tu mundo soy difunto,
que vivo en recovecos grises
de tardes muertas y angustia
en tus entrañas...
mas, ¿ Por qué habitas en mis sueños?,
 he muerto y tú lo sabes,
momificado  deambulo por las horas.

No pido tu ternura, no aspiro a despertar
sintiendo que somos lo primero:
 la comunión perfecta de las ansias.
El miedo está temblando de terror.
Amor, se crispa la noche,
ya te fuiste, empero, algo tuyo
remueve ,cotidiano, mi alcoba derrumbada.

Paco José González


VÓMITOS DE MI…TAN NECESARIOS.







Quisiera romperme entero, como una nube,.
como una piedra vulgar, como una rama,
que el rayo desubicó del tronco muerto.
Romperme y, en un bramido aterrador,
retar a las sombras de cristal,
a los dioses de cartón a quien oramos
como ratas que naufragan sin remedio.
Romperme y quebrar la balsa de asco ,
pudredumbre de mi y de mis nostalgias,
por no tener valor para arrancar de cuajo tanto
hastío depositado aquí en mi pecho, en carne viva…
que atrae a “los pájaros aciagos de la duda
y la distancia”, aves de angustia, henchidas.
Asco, asco, asco…
al respirar las mentiras que me cuentan y me cuento,
al sonreír como una hiena repugnante ,
al mantener este ser tan desalmado,
que ya, ni alma añora ni desea.
Exilio busco,herido de mi mismo,
huir del lodazal de la rutina…
Lejos, lejos para siempre y en silencio.
PACO JOSÉ GONZÁLEZ



DIME COMO ERA ANTES DE TI LA VIDA.







Antes, en un pretérito perfecto y virginal,
cuando la soledad no había proyectado
 su esfinge sobre el mármol inocente,
¿ Cual era la palabra inexistente que te definía?.
Dímelo o me muero un poco más,
necesito esculpir nuevas heridas..
vida.
Quizás las tardes eran leves y preciosas,
como un "no me acuerdo" en tus mejillas
encendidas.
Besos , espuma y sudor de adolescentes
entregados a placeres nuevos.
Dímelo o me niego a respirar, amada mía.

Eres cuerpo de mujer que recorro con mis labios
o brisa de niña que me bebo atemporal,
si, en esa noche de azul limpio,
que subimos al pajar de "Los Tarantos",
¿recuerdas?.., sueños furtivos de  Yamaha
en la Ribera, el posito blanco y mis manos
arrancándote suspiros.
Dime amada, mujer mía,
antes de ti, ¿Cómo se vivía?.


Paco José González

EL POETA HABLA CON LA MUERTE

 (POEMA -PLEGARIA)





Brilla muerte,
tan oscura es tu semblanza,
que mejor que alumbres hoy
la negritud de mi alma,
negritud de tiempos idos,
de ilusiones disecadas,
tanto olvido, muerte mía,
no lo abarcarán tus garras.

Habla muerte,
es tan hiriente el silencio
de tu noche sin mañana,
que prefiero tus gruñidos,
a la ausencia de palabras.

Muerte, que vienes de luto,
de blanco añil enlutada,
¿ se te murieron las penas?
¿ se acabaron las desgracias?.
No, muerte, yo no lo creo,
es tan solo la mirada
de mi corazón en llamas,
que huye de tu cariño,
que al árbol de la esperanza,
iluso, y casi dormido,
medio muerto se encarama.

PACO JOSE GONZALEZ

POEMA CON DERECHOS…RESERVADOS.






Destello que transforma mi gris en arco iris ,
me das , lo se y la tomo, la dicha en tu mirar, 
mirar ficticio y vacuo, tan lejos de lo vivo, 
perverso logro efímero de genios impostados.


Cansado y triste vengo, no más que tú, poeta,
que piensas que la “Luna”
son tus versos con derechos reservados,
no más que el promotor de actividades,
que surgen, culturales, de la nada,
no más que el profesor de rostro amable,
que nunca fue capaz de pulir su sangre,
de moldear su vómito “anglicano”,
no más que el sueño estéril
de las tristes escritoras de “para bienes”,
bendiciones tan huecas como un beso en internét.
Si, tan exhausto como el plomo desbocado
o la sonrisa inerte de un poema disecado.



Soy piel que siente el frío, el frío de esta noche  eterna,que son todos los fríos.
Amor, simple y vital, te pienso y ya descanso,
descanso en el jardín silente ...en lo perdido.
Perdido entre vulgares poemas de mi ocaso.



domingo, 28 de diciembre de 2014

VENTE A LA CALLE POETA 






……*En este poema lo que no se entienda se explica solo”
PACO JOSE GONZÁLEZ



Vente a la calle poeta, vente a la cola del paro,
al “orfidal” en las venas, a la quietud de los bares
en las mañanas de “seco” donde la gente está muerta.

Vente a “Los Lunes Al sol”, vente a los viernes, los martes,
vente a los Jueves de mierda.

Sal del confort de tu aula, de tu despacho en la” junta”,
la" madriguera - atalaya", donde practicas, cobrando,
como asesor, de las” hienas”, en ” culturíta de muestras”,
sal de tus libros impresos, que en almacenes vegetan,
y allí morirán inertes con sus tiradas completas.

Sal de los premios ficticios, de las revistas – panfletos, 
que no las leen ni las piedras:
“ prensa rosa de antesalas con tresillos de tristeza”.

Vente al desprecio, a la duda, a la maldad, a la pena, 
a no quererte ni tú, ni pretender que te quieran.
Vente con los desahuciados Irredentos del sistema,
Los que se sienten ancianos, sin llegar a los cincuenta.
Vente a la calle poeta.



Comentario del autor:
La poesía debe ser un instrumento, que puede tener varias encomiendas, una : deleitar y estremcer el alma, se denomina evocación, es en sí  una dinamizadora del espiritu, otra: ser motor de cambio social, arma incruenta , que denuncie la realidad de una sociedad enmohecida por su inercia, insolidaria.
Yo amo las dos vertientes, pero éste es un poema social. y, en él critico duramente a los "poetas", que viven a costa de las migajas que el poder establecido ( sea del color que sea) les tira  y saltan como perros hambrientos para cogerlas.; esos , son funcionarios del veros, no poetas.

CRÓNICA DE UN INSOMNIO CRÓNICO

 (poema de una noche eterna)









Destrucción de lo indeleble, surcos…
el viento reúne pruebas para amar
y, locos bailan los arbotántes góticos
de una catedral imaginada y nocturna.

No es el cielo, es el grito inútil
de una manada de sombras; emigran.
Aúllan los bancos en el parque,
les pesa la noche tibia y previsible.
Nadie escucha contar los hilos del mundo.
Inesperado, un naufrago disfruta
del esfuerzo, se siente vivo, y canta,
se fue raro de la cena…
bendigo su impostura.

Me molestan los coches y las luces,
que nunca surcarán las avenidas,
son proyectos muertos de nostalgia,
breves pensamientos, un guiño cruel.


DE TAN TRISTE ME PARTO Y ME CONSUMO







De tan triste me parto y me consumo,
soy ceniza de un ser desvencijado,
devastado por la vida, por los sueños
que se tornan pesadillas destructoras.

No soporta mi alma el existir,
 ahíto de dolor en los adentros
vomito lo que vi y lo que se...
una rama seca en el camino.
Vacios  de tanta angustia acumulada
 se pudren mis recuerdos  y mi vida.

Una leve caricia del viento
es la felicidad completa,
a nada aspiro más  allá  de la tenue
paz de este ocaso solitario,
de este atardecer de otoño, limpio.

Paco José gonzález

NO ME CONOCERÁS CUANDO TE BESE.








¿ Sabes amor?, pronto arribaremos al Invierno
Y en el otoño morirá  de tiempo herido,
“el dulce pájaro de la juventud vencida”.
La brisa de este tierno amanecer es un presagio
de la escarcha que helará  nuestros pulmones
ya cansados como piedras solitarias.
Está creciendo la hierba en el valle,
el olvido tendrá prisa por verlo.
Se acerca el tiempo de marismas infinitas,
llanuras  de cartón y arena  inerte,
y, como niños infelices,  lloramos sin consuelo.
No me conocerás cuando te bese, mi rostro,
se diluye  a cada instante como las promesas
que al nacer hace la vida, impasiblemente cruel.
¿ A qué tanta premura por  alcanzar el horizonte?,
despierta, ya me fui y no volveré,
olvida mi existencia, jamás en ti habité.
Etéreo he de volver a la absoluta oscuridad,
donde me abrazarán las alas de la duda
Y por la ignota senda avanzaré herido,
eterno súbdito del miedo insoportable,
hijo  del vértigo gris del precipicio.




Comentario del autor
:Imaginad una pareja que se ama profundamente, son aun relativamente jovenes , no alcanzan los sesenta añso de edad, en una de estas maniobras crueles de la vida le diagnostican a uno de los dos una feroz enfermedad que le llevará a olvidarlo todo, la otra persona, el otro amante ve como se irá desvaneciendo su ser, su identidad de la mente y el corazón del ser que más ama. Ese sentiminto tan doloroso que, creo, debe sentir esa persona, me ha inspirado este poema.













Paco José González 

MI ALMA

Siento la lluvia incesante
trás el crital de mi alma,
a veces, quiero salir,
gritar por las avenidas,
deambular en la batalla
de los hombres con los hombres,
de sus todos con sus nadas.
A veces, quedarme quiero,
en la prisión que me enjaula,
barrotes de incomprensión,
forjados de acero y pena,
pero al mirar tras el vidrio,
que de la vida me aparta,
siento una leve tristeza,
pura sensación de calma.






Paco José González


MI ALMA


Siento la lluvia incesante...
trás el crital de mi alma,

a veces, quiero salir,
gritar por las avenidas,
deambular en la batalla
de los hombres con los hombres,
de sus todos con sus nadas.
A veces, quedarme quiero,
en la prisión que me enjaula,
barrotes de incomprensión,
forjados de acero y pena,
pero al mirar tras el vidrio,
que de la vida me aparta,
siento una leve tristeza,
pura sensación de calma.





sábado, 27 de diciembre de 2014



     AL SOL RETE SIN MIRAMIENTOS...


  “ nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio …”
                                             ( Serrat)


En mi yace el alma inerte del que fui,

metal ardiente y temerario.
Al sol reté sin miramientos,
Sin importar la ceguera ni el futuro.

Impostado, parezco su cuerpo,
que surge del abismo, enardecido,
¡ tomad cuidado semejantes!,
no soy más que la mueca del destino,
la prueba irrefutable de lo fatuo,
como rosas prendidas para el mal,
el mal que lastra el navegar empecinado
por las oscuras rutas , tenebrosas
como un beso en primavera sin tus labios.

Os hablaría de lo eterno de un segundo
en esta habitación perenne y mía,
que es mi piel y mi voz de madrugada,
mas no quiero acompañar mis soledades,
pues son fruto de mi andar desventurado,
y por tales han de ser por mi abrazadas,
sin temor, ni flaqueza… convencido
de llorar por mi alma que aquí yace
para siempre, por la vida , desechada.






viernes, 26 de diciembre de 2014


PACO JOSE GONZALEZ


DESEADA QUIETUD








Perenne en ti permanecer deseo, magno sueño
acribillado por las balas que arrecian cada día.
Angustia que desola los campos
y para los relojes de Saturno estremecido
es tu ausencia … “Deseada Quietud”,
si, maldito dolor improcesable,
creces en las vidas solitarias
como ropa tendida eternamente,
olvidada por los seres que con ellas
vistieron dichosos en la luz.

Muere la brisa y todo muere,
ramos marchitos de esperanza,
ora tornados en plástico eficiente, 
ora pudredumbre invicta y emergente

Nacer a “la no vida” no es nacer,
es vivir una muerte en varios actos, 
como un folletín de necedades,
calendario inexorable de anuales amarguras,
en sí, un laberinto cotidiano.
“Deseada quietud” de tardes idas, 
a tu amparo anhelo, infantil y casi humano,
cruzar los valles, las cañadas y los páramos,
oteando, quizá , ulteriores vidas,
que muestren felicidad exógena 
y tan “divina” como el olor de una iglesia en primavera,
romero amado de mi infancia,
y , de súbito, marquen felices mi rostro,
un ramillete de lágrimas extraviadas,
un suspiro de querencia, un atisbo,
de leve y dichosa añoranza.