viernes, 13 de febrero de 2015

            
 
 EFIMERO ES EL AFÁN, CORTO EL VIVIR
Efímero es el afán, corto el vivir,
mas una eternidad , sin duda es,
la personal consciencia de existir
olvidando el inexorable perecer.

Yermo queda el huerto a la partida,
fama, gozo , dichas y quebrantos
se tragará la mar en su embestida,
vanos serán los gritos y los llantos.

No más ni menos supuso,¿ equivocado?,
el transitar de mi ser por esta senda, 
dejé la sangre y el amor en prenda,
los empeñé por un proyecto desfasado.

Quizás deba rendir cuentas al supremo,
quizás me espere un catre en el averno,
la “gloria” quedará en el otro extremo,
y aceptaré lo que vendrá como un invierno,
no muy distinto de mi presente o mi pasado.

Paco José González

sábado, 7 de febrero de 2015

 

CRECIENDO EN SOLEDAD.






Mi cuerpo cansado no busca la dicha,
habito en mi , de eso me alimento,
fugaz destello.¿ Bellezas anheladas?,
atrás quedo esa senda intransitable.
Dolor no siento en mi vasta soledad,
acompaño las tardes con lecturas,
pequeños placeres cotidianos,
que a la paz conducen en sosiego.
 
Diviso en lontananza la lucha por
crecer entre los hombres todos,
suicida carrera al desengaño,
no persigo ya triunfos ni glorias,
me descarto como humano vencedor.
Aquí, en este pasar de las verdades
sobre el ser que fui creando,
en este habitáculo de tibia mansedumbre,
aquí, donde  converso con mi sombra
y deambulo por pasillos solitarios,
amagos de avenidas despobladas,
 me busco a cada instante,
me hablo y me conozco un poco más.
 
No añoro la felicidad que nunca tuve.
Soy ya parte de los entes invisibles,
acaso un número cualquiera
en  algún ordenador, un dato
que se esfuma con el humo
de un cigarro en la eterna madrugada.


Paco José González

 


 

SANGRE DE HOMBRE DERRAMADA: “POESÍA-DISPARO”







Se nutre la poesía del filo de la lanza,

del hacha dando muerte,
del fango en las trincheras,
de la servil matanza,
de un tiempo que no pasas.

Se alimentan los poemas,
tras larga caminata,
del son de los tambores,
del ruido de las balas…
el corazón dormido despierta en la batalla.

El hombre es cazador.
El hombre muere y mata
Y ofrece su trofeo
Al “dios de la metralla”,
que oculta su sonrisa
detrás de las palabras,
discursos que alimentan
las ansias de poder
con sangre derramada.
 
Paco José González


 

ILUSIONES QUE HAN DE MORIR.






Crisálida incipiente,que habitas los principios del vivir.
 Recién desubicada del cómodo habitáculo.
 Planeas belleza nueva sobre una tierra antigua,
 el valle del silencio.
Vuelas libre y temeraria con sueños
 de alcanzar lo inagotable.
¡Asciende juventud!...
ya serás presa del tedio y su mortaja .
Paco José González

 

Tristeza te detesto






No eres bienvenida, pero apostada estas
en este alma asusente que sufre y se lamenta
de tanto batallar con tu presencia oscura,
con tu incapacidad perenne para saber amar.
Tristeza, no te busco, de hecho te detesto,
reniego de tu sombra, tus besos y tu mal.
Yo quiero ser dichoso, feliz con los demás,
acariciar la vida como una amante fiel,
como a una amiga eterna, que nunca partirá.
Paco José González

jueves, 5 de febrero de 2015







CARNE DE NOCHE Y YESCA


                                          "Walk on the Wild Side" ...Lou Reed


Amé la frontera, ansíe sus misterios,
lloré amaneceres imposibles,
recé temblando a un dios disperso.
Sobresalía en mi la discordancia,
la bruma, el sucio cobertizo
de la luna en su destierro.
Busqué la esencia de la piedra,
el poder del mármol, su quietud
de lapidas en silencio.
Jamás un ápice de luz,
He bailado con ninfas bastardas
en lupanares abyectos.
Sacos de sangre helada
transportan sucios camiones,
flota absurda...¡cemento negro!.
En una iglesia sumergida
anida una gaviota estéril,
su mar es el pantano,
el valle sumergido,
cementerio profundo,
pudridero cercano,
Amé la huida en la tarde
de los tristes guerreros,

Paco José González —


Foto: CARNE  DE NOCHE Y YESCA

Amé la frontera, ansíe sus misterios,
lloré amaneceres imposibles,
recé temblando a un dios disperso.
Sobresalía en mi la discordancia,
la bruma, el sucio cobertizo
de la luna en su destierro.
Busqué la esencia de la piedra,
el poder del mármol, su quietud
de lapidas en silencio.
Jamás un ápice de luz,
He bailado con ninfas bastardas
en lupanares abyectos.
Sacos de sangre helada
transportan sucios camiones,
flota absurda...¡cemento negro!.
En una iglesia sumergida
anida una gaviota estéril,
 su mar es el pantano,
el valle sumergido,
cementerio profundo,
pudridero cercano,
Amé la huida en la tarde
de los tristes guerreros,

 Paco José González

miércoles, 4 de febrero de 2015


Paco José González


DIMELO TÚ




¿Dónde alcanza mi duda?,
estelar, cósmica, infinita,
como lagrimas azules de lluvia
en primavera.
¿Dónde dejo de ser yo?
¿Dónde soy el eco de las voces
circundantes?
¿Dónde debo parar?.
¿Dónde nace el abismo?.
¿Dónde acaban los sueños
y empiezan las luces de hospital?.
Dime ,princesa de aquel lago
imaginado,
dime, sonora presencia,
que siempre eres distancia.
Dímelo tú arcángel
desterrado,
tú que acechas las sonrisas
en las barras de los bares olvidados.
Dímelo tú ,
que vendes paraísos
de embriaguez
y caramelos
de esperanza disecados.
¡ Dime!...
muda y cruel amenaza diferida
en cómodas cuotas bimensuales
de interés superlativo ,
como el sol frente a tu casa sin ventanas.
¿Donde?.
¿Qué línea roja imaginaria
es la frontera de tu reino?
¿cuál de aquellas alambradas
son las vallas de tu patio
infinitamente muerto,
como todas la muertes 
de mi voz en el silencio de tus garras?.



El infierno son las horas lentas, los minutos muertos, los segundos eternos, las tardes perdidas, las noches quemadas, las buenas noticias en bocas extrañas ,los golpes certeros por manos amadas, el miedo, la duda y todas las inexorables certezas, que van con nosotros como una sombra indeseada.
" HEISEMBERG O LA LUZ ERRADA"


Walter White escupe hipoclorito sódico,
por la vida que se le escapa.
Mira con el odio de los ciervos disecados,
su alma es "El fracaso" de un ser sórdido,
mediocre, taciturno, cobarde, acomplejado,
un cactus de maceta en bodegón barato.

El mal es un camino, una puerta soñada,
un giro inesperado.
Arrastras tanta irá , empuña tanto asco,
que está "Rompiendo en Malo":
¡oh !Fausto del desierto!, estrellas,
"metanfeta ", probetas de veneno:
tu obra futurista, la muerte es tus criatura.
Matar , mentir...poder, desprecio por lo humano,

El vértigo es su vida , las hienas de la noche,
el viento acobardado, guitarras asesinas.

La oscuridad eterna te espera:
la amas tanto.
¡Oh! príncipe maligno,
Cristal azul tus ojos,
así te sientes vivo, jamás te amaste tanto.

(Paco José González)