viernes, 7 de octubre de 2016

DESTELLOS DE LUZ EN “ LOS TORUÑOS”




Volver a la plenitud 
de la crianza, ¡patria absoluta!,
sin las terribles cicatrices de un pasado

irascible, convulso…¡fiero!.
Adentrarme en la arboleda, enamorado
de la suavidad de la vida,
delicado ritmo azul entre lo verde,
que se respira delicioso
al mecido espartano del levante.
Eolo dulcifica , veloz y generoso,
la ansiedad , ya no perpetua, ni constante.
Absorbo , transitando a las sonrisas,
el verdor sublime de la hiniesta,
fuente entre los pinos…alivia.
¡Oh, los caños misteriosos!.
Emocionado caminar
 
en pos de la marisma,
del río preámbulo, de tan hermoso
hiriente.
Paco José González

No hay comentarios:

Publicar un comentario